1.14.2013

Un viaje histórico del mito al "tuit"

Todo está en los libros. La recién inaugurada Casa del Lector aparece en el panorama madrileño como un laberinto en el que solo caben dos opciones: o bien huir, lejos de ella, o bien atreverse a ser su prisionero durante años. Y lo hace por todo lo alto con El Hilo de Ariadna, exposición que no solo sugiere el modo de liberarnos del propio laberinto, sino que también aparece como un recurso poético que permite expandirse hasta el infinito, a través de la cultura.

La muestra hace una metáfora de la lectura con el hilo que Ariadna dejó a Teseo para que encontrase el camino de salida en el laberinto del Minotauro. Un hilo capaz de articular la multitud de facetas de la lectura. Además, plantea un recorrido donde cada espectador está invitado a perderse confiando en la ayuda del femenino personaje mitológico, pasando de un relato más lineal al enredo circular de las redes de comunicación actual, donde el hilván de Ariadna ya no funciona. Y lo hace con un crisol de disciplinas que reúne un conjunto de litografías, óleos, dibujos, documentales, esculturas, maquetas, instalaciones, proyecciones de vídeo y textos de diferentes escritores y artistas.

Una cortina de letras da la bienvenida. Se trata de la obra de Jaume Plensa, Macbeth and the Porter que consiste en la cita mediante letras de hierro que cuelgan en vertical de un bastidor y, en su lengua original, de un fragmento de la tragedia de William Shakespeare. Tras ella, aparece con monumental protagonismo Overflow VI, una gran escultura de letras soldadas con la que se escenifica el momento de decisión del héroe antes de entrar en el laberinto, lugar del extravío por excelencia. A continuación, en una parte del documental La mirada de Ulises de Theodoros Angelopoulos unas hilanderas tejen lo que metafóricamente podría ser un camino, el planteado por el comisario Francisco Jarauta, que nos conduce a descubrir vías de conocimiento. Para ello debemos de atravesar el peristilo de la Casa de Lucrecio de Pompeya, mediante una impresionante instalación interactiva, que articula el resto de salas de la exposición.

La primera de ellas acoge, entre otras, las obras de Robert Morris y Robert Smithson que presentan dos laberintos físicos mediante bocetos, imágenes, maquetas y un vídeo. Con el Laberinto de Pontevedra Morris dibuja una espiral de doce metros de diámetro que curva la piedra basándose en un petroglifo, el Laberinto de Mogor, situado a pocos kilómetros de la ciudad gallega. En Spiral Jetty Smithson genera una gigante espiral realizada para ser recorrida y nunca percibida en su totalidad por el espectador, que traslada mentalmente al interior de un laberinto. Lamentablemente la iluminación de la sala no permitía visionar el vídeo que documentaba la construcción de la pieza correctamente, provocando una ruptura en el universo de saber laberíntico que hasta ahora tan misteriosamente Jarauta ha construido ad hoc para esta exposición.

Afortunadamente, un oráculo con un mensaje hecho pedacitos hace recobrar la atención en este camino, aunque sea por tratar de descifrar una partitura musical encriptada que se hace visible si se encuentra un hilo blanco que conecta fragmentos específicos de papel. Este aparece materializado mediante una frágil instalación visual y sonora construida in situ para la ocasión por Gema Álava y Josué Moreno, donde los sonidos producidos por el público se incluyen en el entorno sonoro. En realidad se trata de fragmentos de la correspondencia entre ellos cla­vados en un muro por alfileres y, sensibles a la más ligera corriente de aire, humedad y vibración acústica. La magia continúa con la serie Batecs de Rosó Cusó compuesta de tres esculturas de papel y luz creadas a partir de hojas de papel que remiten inmediatamente al carácter físico del libro, como si de un viaje a las entrañas del mismo se tratase.

Los dibujos del hipocampo, repletos de conexiones de Santiago Ramón y Cajal, derivan la atención hacia estructuras biológicas creadas por la naturaleza que aparecen relacionadas, con las nuevas posibilidades tecnológicas aplicadas a la lectura, mediante el concepto de hipervínculo. Las obras de Ramon Llul descubren otros tipos de acercamiento a la naturaleza mediante un sistema basado en la combinatoria binaria, el Ars brevis, que enlaza con el nuevo concepto de lectura no lineal comentado anteriormente. Mucho más actual es la obra de Antoni Muntadas The File Room donde utiliza la Red como medio de crítica social y participación colectiva, siendo una obra abierta que sigue creciendo online desde su creación en 1994 hasta hoy. En esta misma línea de archivo se encuentra Index de Charles Sandison que con más de cuarenta millones de palabras trata de compilar todo el saber mundial, donde estas vuelan por encima de nosotros, nos atraviesan, queriendo hacernos partícipes de todo ese conocimiento

El más que correcto comisariado de Jarauta plantea una interesante reflexión sobre el papel del lector en la actualidad. Un proyecto meticulosamente desarrollado, que además cuenta con una amplia documentación didáctica. La muestra se completa con un Twitwall, donde los visitantes pueden comentar que les ha parecido esta, colofón perfecto para un proyecto que plantea un juego de espejos donde se refleja el lector contemporáneo como sujeto pasivo y activo. Eso sí, aviso a lectores navegantes de que El Hilo de Ariadna puede resultar excesivamente científica y referenciada.  Recuerden que se trata de un laberinto del saber del que pueden acabar prisioneros.

El Hilo de Ariadna
Casa del Lector
Matadero Madrid
Plaza de Legazpi, 8
Hasta el 17 de marzo.

R. Vidal
5.497 caracteres


Roberto Vidal. 1. Camouflage. Design Meets Contemporary Art. Kiasma. Helsinki. 2. eCLIPSe, [retro]perspectiva en 50 fases del vídeo musical. Laboral Centro de Arte.  3. Honni Soit qui mal y pense. Louise Bourgeois. La Casa Encendida. 4. Pop-politics: Activismos a 33 revoluciones. CA2M. 5. Genealogías feministas en el arte español: 1960-2010. Musac. 6. Nuria Fuster. Galería Marta Cervera. 7. Luis Úrculo. Galería Eva Ruíz. 8. Zaha Hadid. Beyond Boundaries, Art and Design. Ivorypress. 9. Espectros de Artaud. Lenguaje y arte en los años cincuenta. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. 10. Feréstec. s/t - contemporary art and culture, Berlín (http://www.sametitled.org/ferestecforst).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada