1.23.2013

El momento de Latinoamérica


La invención concreta. Colección Patricia Phelps de Cisneros.
Comisariada por Manuel Borja-Villel y Gabriel Pérez-Barreiro.
MNCARS. Calle de Santa Isabel, 52.
Hasta el 16 de Septiembre de 2013 en los siguientes horarios:
         - Lunes a sábado: de 10:00 a 21:00 h
         - Domingo: de 10:00 a 19:00 h. 
         - Martes: cerrado (incluidos festivos).
Entrada normal tres euros. Gratuita Lunes a viernes de 19:00 a 21:00; Sábado de 14:30 a 21:00 y Domingo de 10:00 a 19:00.

 Latinoamérica cobra fuerza. Su economía crece mientras Europa entra en recesión. España y Portugal pierden su influjo político, pero los foros internacionales se rinden a las voces hispanoportuguesas. El sistema del arte no es ciego. Ante un mundo cada vez más global, los grandes museos diversifican sus propuestas. La famosa grieta abierta en el 2007 en la Sala de Turbinas de la Tate Gallery resulta muy elocuente. Con ella, la colombiana Doris Salcedo rompía moldes al convertirse en la primera mujer latinoamericana que exponía en la famosa institución inglesa. Los discursos del arte se fragmentan. Y el Museo Reina Sofía quiere formar parte de ese cambio.

 Dan buena muestra de ello las casi doscientas obras que componen la exposición. Un recorrido por la abstracción latinoamericana desarrollada entre los años treinta y sesenta del pasado siglo. Se incluyen obras de autores europeos y estadounidenses para dar un aire de pretendida ruptura del discurso eurocentrista dominante: el canon artístico ya no consideraría la primacía artística de Europa sino la existencia de un intercambio entre los dos continentes. América Latina podría hacer ya sus propias aportaciones, a veces antagónicas o divergentes a lo creado en los, hasta el momento, centros de la creación artística. Al mismo nivel que Piet Mondrian podrían encontrarse Hélio Oiticica o Joaquín Torres-García. Varias obras de ellos forman, además, parte de las veinte traídas ex profeso desde el MoMA para la exposición y nunca vistas en España.

 Entre ellas se incluye el pajar ideado por Cildo Meireles. Uno de los artistas conceptuales con mayor reputación a nivel internacional. Autor del conocido Zero Cruzeiro, que incluía la imagen de un indio y un loco en la moneda de curso legal en Brasil. Fuerte denuncia a la marginalidad que sufría la economía y el arte carioca. En Thread parte del mismo espíritu de denuncia al combinar dos materiales de valor económico opuesto -el heno y una aguja de oro- pero indistinguibles en este contexto. Introducir un material así en el cubo blanco resulta desde luego chocante y plantea un buen juego con el espectador.

 Toda una constante en una exposición que exige movimiento al principio con el tableau vivant de Physichromie 500 y envuelve en la última sala al visitante a través del amarillo chillón planteado por Héctor Fuenmayor. La experiencia estética puede ser, de hecho, formidable: en la muestra se dan cita varias maravillas visuales de Jesús Rafael Soto. Un arte no tanto óptico como hipnótico, que desdibuja los límites de forma y color creando un dinamismo tan cinético como el de las esculturas de Gego. -acrónimo de Gertrud Goldschmidt, una de las artistas más relevantes de la Sudamérica de la segunda mitad del siglo XX-. Delicadeza ingrávida la que poseen sus obras, en las que se combinan hilos metálicos que parecen formar distintos ángulos. Posiciones extrañas que se entrecruzan unas con otras. De esta forma, da la sensación al acercarse de que forman campos integrados -que no superpuestos- generando movimiento. Y por si la experiencia visual no resultara suficiente, se agrega una red multimedia -incluyendo una novedosa aplicación para iPad- que nos habla de un intenso trabajo de documentación, unido a un fuerte mensaje teórico a cargo de los comisarios.

 Dos nombres de excepción. Manuel Borja-Villel -director del MNCARS- y Gabriel Pérez-Barreiro -director de la colección Patricia Phelps de Cisneros- que han realizado una labor magnífica reuniendo obras variopintas, de épocas y autores muy diferentes bajo la denominación común de las temáticas que proporciona el supuesto uso de un mismo estilo. Pero lo cierto es que la exposición pertenece a su coleccionista, Patricia Phelps de Cisneros, y es su criterio el que verdaderamente está presente. Ante el recorte presupuestario, el MNCARS tuvo que buscar nuevas salidas para hacer más rentable su existencia e ideó la creación de una fundación, en la que se integrarían importantes coleccionistas españoles y sudamericanos, entre ellos Juan Abelló, Álvaro Saieh o la propia Patricia Phelps de Cisneros. En este sentido, la muestra se constituye como sintomática de un panorama artístico que -para bien o para mal- trata de beber del capital privado y que no descuida ninguna oportunidad. La aproximación es, lógicamente, fragmentaria, al ser una colección privada y tratar un espectro tan amplio y variado. Pero sin duda, dice mucho: Latinoamérica está despegando. Y todos quieren viajar con ella.


Julio Andrés Gracia Lana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada